sábado, 15 de enero de 2011

Los Perdidos


Unidos por el mismo sino, son hijos de la desgracia. Niños engendrados a raíz de abusos, de amores mal entendidos, de la lucha por la supervivencia o simplemente de lujuria. Abandonados por sus madres, en la mayoría de los casos para deshacerse de infaustos recuerdos, en callejones, alcantarillas, vertederos o arrojados a ríos con la esperanza de que el agua terminase con sus vidas… Pobres niños, pensarás. Yo también lo pensaría si se tratase de inocentes criaturas, pero no es el caso, ya que vestigios de la maldad con la que fueron engendrados permanecieron en lo más profundo de su alma.

Encontrados y recogidos por gente buena, pasaron sus primeros años de vida en el orfanato de la región, donde consiguieron salir adelante gracias a los cuidados del personal que se dejaba el alma para que todos los niños crecieran fuertes y sanos, y que intentaba por todos los medios que su vida allí fuera lo más feliz posible. Pero a pesar de los esfuerzos de sus cuidadores, la maligna semilla que esos niños portaban en su interior poco a poco fue germinando, ajena a todo el amor y cariño que los niños recibían constantemente.

Todo estalló una fatídica noche. Las llamas que salían del orfanato podían verse desde varios kilómetros a la redonda. Los gritos retumbaban por todo el valle, y las gentes de las aldeas más próximas cerraban puertas y ventanas, aterrorizadas. Solo cuando salió el sol y el silencio flotaba en el aire, esas gentes se acercaron poco a poco al lugar donde se hallaba el orfanato. Resquicios del fuego de la pasada noche todavía ardían débilmente entre los escombros de lo que antes era el edificio. Ahora estaba todo derruido. Enseguida se organizaron para comenzar la búsqueda de los niños y del personal del orfanato entre los escombros, pero a pesar de los esfuerzos, al final del día tan solo consiguieron extraer los cadáveres de los cuidadores. De los niños no había ni rastro. Algo que tan solo sirvió para horrorizar aún más a los aldeanos, ya que vieron sobrecogidos que los cuerpos estaban atados de pies y manos. Pero eso no era todo, ya que al examinarlos mejor descubrieron que había cuerpos a los que les habían arrancado los dientes, la mayoría tenía cortes por todos lados y les faltaba alguna parte de su anatomía. El sitio fue declarado maldito, nadie volvió a acercarse a él e incluso las gentes de las aldeas más cercanas evitaban en todo lo posible mirar hacia ese lugar.

¿Y qué fue de los pequeños? Tras abandonar el orfanato, o lo que quedaba de él, comenzaron un largo peregrinar sin rumbo ni destino fijos. La oscuridad, la tristeza y la muerte los arropaban, los guiaban en su viaje. La vida se secaba allí por donde pasaban, las flores se marchitaban, los animales enloquecían, la enfermedad se extendía… De quienes tenían la desgracia de cruzarse con ellos, tan solo los más pequeños eran inmunes a esas desgracias pero, hechizados por el grupo, no dudaban en unirse a él y abandonar a sus familias a su suerte. Que solía ser habitualmente una suerte trágica.

6 comentarios:

El hada de las palabras dijo...

Que miedo que dan estos niños!!! :S

Alana dijo...

Buenisimo!!!.....vaya grupito de oscuros!!....jeje

XD dijo...

Woooooooow! No paran de sorprenderme. Los perdidos han nacido sabiendo que no son más que uun simple y maldito error, nisiquiera son producto de una relación, ovbiamente si sabés que nadie te querrá terminaras loco y genocida, una forma de deshogarse fueron las troturas a los cuidadores. ¡Malditos perdidos se han robado un trozo de mi Alma!
Atentamente XD. (Seguidora incondicional)

Laura S.B. dijo...

¿Y cuando crezcan qué harán?

PD: Me llevo tu banner :)

Desquiciados S.C. dijo...

Este es un lugar donde niños llegan y niños se quedan. Solo a unos pocos, los que han comprendido y han renegado de la maldad de sus actos, se les da una oportunidad para volver al mundo de los vivos y empezar una nueva vida.

Pero sinceramente, a este grupito lo veo aquí por mucho tiempo.

P.D: Thx Laura.

Merced ·· Solounalagrima dijo...

Yo me pasaría un tiempo por el Cementerio x)

Publicar un comentario

¿Quiénes somos?

Mi foto
Laura Mazorra y Javi Calderón vertemos toda nuestra energía negativa en nuestras creaciones, con la esperanza de entretener y divertir a todo aquel que esté de paso por éste, nuestro querido hogar. Fíjate bien por donde pisas y permanece alerta... por si las moscas. Enjoy!

Seguidores